Seis años después de “Solamente ajustando mi twttr”